¿Dónde ubicar las primeras pizarras digitales? Algunos consejos sobre su instalación

Dentro de unos años, todas las aulas de todos los centros docentes tendrán una pizarra digital al lado de la pizarra convencional. Pero el proceso será largo y la historia siempre empezará igual: un día llegará al centro la primera pizarra digital, y habrá que decidir ¿dónde la ponemos? Veamos algunas opciones:

- OPCIÓN-1: La pizarra digital en el aula del profesor innovador afortunado. Cuando llega a un centro el primer kit de pizarra digital, una buena opción será instalarla en la clase de un profesor o grupo de profesores que prevean utilizarla intensivamente.
Cuando se disponga de más de un videoproyector, las dotaciones posteriores de pizarras digitales se instalarán también en aulas de clase utilizadas por profesores que se comprometan a realizar un uso intensivo de este recurso. También se puede instalar una PD en un aula específica a disposición de todo el profesorado (opción-2) y en las aulas informáticas del centro (opción-3).
Esta opción es la que se plantea actualmente en el proyecto Escuela 2.0, instalando en cada aula de 5º de Primaria una PDI además de los Netbook de los alumnos. Recordemos que el proyecto se implanta en cuatro años, finalizando en 2012-2013 con la instalación en las aulas de 2º ESO.
- OPCIÓN-2: El aula multiuso de la pizarra digital. Otra buena opción para una de las primera PD que lleguen al centro será (si se dispone de espacio para ello) instalarla en un aula específica multiuso, que se utilizará por todos los profesores que lo deseen como un aula de recursos donde llevarán a los alumnos cuando quieran utilizar este recurso en sus clases.
La disponibilidad del aula de la pizarra digital se gestionará mediante un cuadro horario donde los profesores irán apuntando sus peticiones; esto simplemente exigirá llevar a cabo una planificación y coordinación periódica entre el profesorado interesado en este recurso.
- OPCIÓN-3: La pizarra digital en el aula informática. Sin duda disponer de una pizarra digital en una de las aulas informáticas resulta imprescindible para un centro docente de hoy en día. No hay mejor manera de enseñar a utilizar un programa informático a los alumnos que mostrándoles lo que deben hacer proyectando ante ellos la demostración del profesor.
Por ello, entendemos que también han hecho una buena opción los centros que han ubicado su primera pizarra digital en el aula informática. No obstante, cuando una de las aulas informáticas ya dispone de pizarra digital, lo que procede es ir colocando PD en las aulas de clase del profesorado más interesado en utilizarlas (opción-1) y tal vez crear un aula específica multiuso con una PD (opción-2).
- OPCIÓN-4: La pizarra digital móvil. Aunque se aconseja realizar instalaciones fijas en las aulas, como el proceso de dotación de pizarras digitales a las aulas se va realizando lentamente, y las demandas de los profesores para utilizar estas infraestructuras son grandes, en algunos casos se ha optado por ubicar los elementos básicos del sistema (ordenador, cañón de proyección, etc.) en "armarios móviles" que se pueden desplazar entre aulas vecinas. En otros casos simplemente de dispone en conserjería de un videoproyector y de un ordenador portátiles que el profesorado deber recoger antes de la clase y devolver más tarde.
No obstante, ésta creemos que sea la mejor opción, y por múltiples razones: la fragilidad de algunos de los materiales (especialmente el cañón de proyección), la problemática que supone desenrollar/conectar y desconectar/enrrollar los cables de alimentación, de conexión a Internet...), la incomodidad que supone para el profesor tener que reclamar al conserje o ir a buscar personalmente esta infraestructura...

¿Cómo instalar una pizarra digital fija?

- Las aulas en las que se vaya a instalar una pizarra digital fija deberán tener la siguiente infraestructura mínima:

- Habrá un interruptor general que controlará la alimentación de todos los enchufes.
- Cuando sea posible, las ventanas tendrán persianas o cortinas.
- Los fluorescentes de la zona de la pantalla tendrán un encendido independiente del resto de la clase; así se podrán apagar si conviene mejorar la visualización manteniendo la iluminación de la zona de alumnos.
- Se evitará la instalación de ordenadores y videoproyectores en espacios muy húmedos (humedad relativa superior al 55%) o muy cálidos.
- Dispondrán de un cableado o de un sistema inalámbrico que les proporcione un punto de acceso a Internet.
- Todos los cables irán por paredes y techo, sin interferir las zonas de paso.
- El aula dispondrá de una cerradura de seguridad.


- La pizarra blanca, pantalla o pared de proyección generalmente estará en la parte frontal de la clase (junto a una pizarra convencional), evitando que tenga en frente una ventana luminosa. La distancia mínima de las mesas de los alumnos a la pantalla será de unos 140 cm. (la distancia máxima dependerá del tamaño del área de proyección).
- El videoproyector conviene colocarlo en el techo, protegido dentro de una "jaula" metálica". Se situará a una distancia de la pantalla o pared de proyección que permita obtener una imagen luminosa de gran tamaño.
Se aconseja instalar una " caja de control del videoproyector" en la pared, que evitará tener que utilizar el mando a distancia. En su defecto el videoproyector tendrá un interruptor propio de encendido/apagado en la pared del aula, que encenderá el ventilador del aparato, pero no la lámpara (que exigirá pulsar el botón "en reposo/standby" del mando a distancia).
- El ordenador puede ubicarse en un rincón frontal de la clase, justo al lado de la mesa del profesor. Se aconseja utilizar un teclado y un ratón inalámbrico bluetooth, que facilitará el trabajo sobre la pizarra digital a los estudiantes desde su propio pupitre. Pero en nuestra región vamos a hacer uso del ordenador portátil del profesor.
Las conexiones entre el ordenador y el videoproyector permitirán visualizar simultáneamente las imágenes en la pantalla del ordenador y en la pantalla de proyección.
- otros periféricos, como el vídeo o el lector de documentos, conviene que tengan también una conexión directa con el videoproyector. A través del mando a distancia o de la "caja de control del videoproyector" se podrá conmutar lo que el videoproyector debe proyectar: las imágenes del vídeo, del lector de documentos o del ordenador.
- Si se dispone de amplificador y altavoces de potencia, se ubicarán en las esquinas superiores del aula, buscando la mejor sonoridad.